lunes, 23 de junio de 2008

Marianistas, aznaristas y el verso libre

Una vez pasado uno de los dos acontecimientos mediáticos del fin de semana, el XVI Congreso del Partido Popular (el otro era el España-Italia), todo vuelve a la normalidad en la calle Génova. Tanto es así, que la crisis interna que ha tenido que lidiar Rajoy durante tres meses y la conclusión del simposio popular, ha hecho que el capitán de la nave salga más líder que nunca.

Atrás quedó el 'aznarismo' del cual hay ciertas cosas de las que arrepentirse, cada uno sabrá a que me refiero. Incluso ciertos gestos al saludar que denotan un egocentrismo excesivo. A pesar de ello, el partido sigue su camino. Comienza una nueva etapa en la que se acentúa el centro. Rajoy ha conformado un renovado equipo en el que figura un nombre muy importante, María Dolores de Cospedal. Ella se ha convertido en la número dos de la organización popular, aunque
otros y otras harían especial hincapié en que es la segunda miembra del partido. Y gracias a ella, principalmente, surge un potente PP ya que se mejora su imagen tanto exterior como internamente. Numerosos medios de comunicación han señalado que el PP se libera del corsé de ciertos principios al ser la elegida una mujer y madre soltera mediante fecundación in vitro. Un momento, si fuese un hombre el que hubiese ocupado la Secretaría General no se hablaría de ello. Seamos consecuentes y sepultemos el machismo en pleno siglo XXI, que como indicó Esteban González Pons es sinónimo de mujer.

Pues a lo que voy. El nuevo equipo tiene una total capacidad integradora, aunque algunas ya se vean como el verso libre del poema -nunca hay que perder la Esperanza y ser menos protagonista-. Se han dado guiños importantes a la hora del nombramiento del equipo nacional. Mari Mar Blanco llega como símbolo de la lucha contra los pistoleros, Vidal-Quadras como miembro del sector crítico, Gallardón con Cobo y Botella desde Cibeles, como respaldo a su insistente discurso de servicio al partido; De Cospedal y Arenas (junto con 12 políticos andaluces) como respaldo a la emergente labor realizada por el PP manchego y andaluz, respectivamente; Mato y González Pons, entre otros, como símbolo de la importancia que tienen Madrid y la Comunidad Valenciana para el PP. Además , no me cabe la menor duda de que regresarán grandes figuras dentro de la organización una vez que la casa ya está limpia y ordenada.

Por lo tanto, ahora es el momento de demostrar a la sociedad española mediante la oposición al Gobierno de Rodríguez Zapatero la labor que puede llegar a ejercer. Que tiemble el PSOE, porque se presenta en la escena política un PP en el que han cicatrizado las mayoría de sus heridas y con una gran capacidad de actuación. Y no lo olviden, líder es aquella persona que tras momentos de circunstancias y condiciones adversas sale finalmente victorioso acercando y aunando posturas. Sin duda Rajoy lo es, el 84,26% de los votos lo ponen de manifiesto.

No hay comentarios: