sábado, 2 de agosto de 2008

Viaje a Nueva York


Ayer viajé por segunda vez a la 'Gran Manzana'. Es decir, Nueva York. Lo he hecho en dos veranos seguidos gracias a la coreógrafa Blanca Li. Y ello sin moverme del lugar más preciado de mi ciudad que no es otro que la Alhambra y el Generalife, me siento un privilegiado.

El bullicio constante de la gran ciudad, sus barrios marginales, el ambiente de la noche neuyorkina, el 'crack' del 29... todo esto lo vive un Lorca plateado encarnado por el bailaor Andrés Marín. El espectáculo se desarrolla bajo una extraordinaria atmósfera de luz y sonido sin olvidar la plasticidad de la coreografía; recuerden Premio Max 2008 a la mejor coreografía.

Lorca aporta la nota andaluza a través del flamenco mientras que como decía antes, la ciudad norteamericana pone todo lo demás. Vivencias y experiencias que recogió el de Fuente Vaqueros durante su estancia en la Columbia University entre 1929 y 1930 lo que le valió para componer 'Poeta en Nueva York' y que Li ha adaptado a la danza. Precisamente parte de los versos lorquianos son recitados por Javier Viana durante la representación.

De nuevo aparece la fusión entre Granada y Nueva York gracias al mestizaje que refleja la obra. El jazz y el hip-hop se entremezclan con el flamenco, con la maestría de artistas como Rob-Li y Carmen Linares y Encarnita Anillo respectivamente.

Finalmente llega Cuba, país al que partió el poeta universal tras su estancia en Estados Unidos. El calor y el son de la isla quedan magníficamente representados en la obra llegando ésta a su fin.

Gracias a Blanca Li por esta magnífica obra que de nuevo a vuelto a tener un gran éxito en su segunda edición en la ciudad de la Alhambra. Y a la Consejería de Cultura porque gracias a este programa teatral los granadinos hemos podido conocer en profundidad el arte de una granadina que tiene el valor de representar la inspiración lorquiana.

No hay comentarios: