miércoles, 24 de septiembre de 2008

¿Patrimonio de la Humanidad?


Es absolutamente irrisorio, vamos de auténtica risa. No les hablo ni mucho menos de los monólogos del gran Agustín Jiménez la pasada noche en la Mae West. Me refiero a la clase política que tenemos en Granada.

El pasado lunes se reunieron los tres grupos políticos - PP, PSOE e IU- con representación municipal para dirimir las propuestas que el Ayuntamiento va a apoyar y ejecutar en relación a la celebración del Milenario de 2013. Entre los diecinueve puntos que acordaron hay uno que reza lo siguiente: "17. Solicitud de declaración de Patrimonio de la Humanidad del Centro Histórico de Granada". Y ahora digo yo, ¿No les da vergüenza aspirar a tal meta?

Sí, porque hay zonas de esta hermosa urbe que están en el olvido de los regidores. No me puedo imaginar que se intente conseguir tal mención cuando los alrededores del Mercado de San Agustín a diario están llenos de vagabundos que intimidan y molestan a los peatones, perros que defecan y orinan por cada esquina con el consiguiente olor que desprenden tales acciones o el deterioro de calles adyacentes como las del barrio de Santa Paula. Al otro lado de la Gran Vía, en la calle Elvira los graffitis y el tráfico de drogas son constantes...

Lo peor de todo es el Albaicín. Barrio histórico con la declaración de Patrimonio de la Humanidad desde 1994, continúa siendo víctima de ilegalidades urbanísticas para beneficio de unos cuantos. Además de su deterioro permanente en rincones donde la acción municipal no llega. Tal es el caso del entorno de la Muralla Zirí con la Puerta Monaita (por cierto reducto patrimonial del Reino Nazarí de Granada) y el eje Carril de la Lona y Cuesta de la Alhacaba, en la cual se puede apreciar el descuido total. Coches aparcados en lugares indebidos, empedrado muy desgastado, tapias semiderruídas...

Fíjense si no es para cogerlos a todos y darles un pico y una pala y ponerlos a trabajar para recuperar parajes urbanos de la Granada del siglo XXI. Déjense ya de inventar disputas y propuestas. Trabajen para la realidad de unos barrios que como agua de mayo están pidiendo inversión para mejorar y conservar un patrimonio muy valioso. Una vez hecho esto, ya vendrán menciones de la UNESCO.

No hay comentarios: