miércoles, 26 de noviembre de 2008

¿Interés privado sobre el servicio público?

Al abordar el papel que tienen los medios de comunicación en la sociedad actual es fundamental centrarse en los contenidos que ofrecen. El modelo actual por el que se rigen los medios está determinado por la competitividad y la obtención de los mejores resultados respecto a otros.
Cuando el lector, el oyente o el telespectador significa para los medios un número o porcentaje es un síntoma grave. Las cuotas de audiencia priman por encima de los propios contenidos que debe tener la programación. Por lo tanto, las empresas informativas ofrecerán aquello que les permita conseguir rentabilidad.

Demostrado ha quedado en el estudio "Impacto de la comunicación audiovisual en la modificación conductual y cognitiva de niños de la Comunidad de Madrid", que las nuevas generaciones escolares que consumen las imágenes que le ofrecen los medios las utilizan como fórmula de comunicación y expresión. Además, los escolares escogen ellos mismos los programas sin consultar a sus padres o a sus abuelos. Respecto a los videojuegos, los más empleados son los de "lucha". De aquí se deriva que el futuro de la educación de los menores depende en gran parte de lo que consumen en los medios audiovisuales. Si éstos no miden sus contenidos y continúan apostando por el interés privado ¿Dónde está la muestra de servicio público? ¿Cómo queremos concienciar a los más pequeños de que temas tan importantes, por su gravedad, como la violencia de género tiene que ser erradicada?

Por lo tanto, los entes de comunicación como empresas de concienciación que son, deben de tomar un papel más intransigente en cuanto a la apuesta de sus contenidos. En mayor parte las cadenas privadas, quienes la mayoría de las veces se olvidan de su papel en la sociedad.

No hay comentarios: