viernes, 22 de mayo de 2009

Una auténtica vergüenza


Atónito. Así me he quedado al conocer que hay un nuevo director general en el Cajasol. No es por el interés que me despierta el equipo sevillano, si no por quién ha sido el elegido. Si les digo su nombre a primera vista no verán nada raro aunque lo podrán intuir. Leonardo Chaves, si Chaves. ¿Lo pillan? Resulta que este personaje es el hermano de Manuel Chaves, ex presidente de la Junta de Andalucía.

Con la llegada del nuevo ejecutivo andaluz se ha suprimido la dirección general de Tecnologías e Infraestructuras Deportivas, puesto que curiosamente ocupaba Leonardo Chaves. Por lo tanto, la salida de Manuel ha originado movimientos en su entorno familiar y uno de ellos lo representa Leonardo. El caso es que pronto le han buscado un nuevo puesto por la cara. A partir de ahora será el director general y deportivo del Cajasol. Lo peor de todo es que el hermano del actual ministro de Cooperación Territorial aspiraba a ser presidente del club sevillano y cobrando un sueldo, algo sin precedentes en la historia de la entidad deportiva.

Aquí pueden comprobar la mafia existente en el círculo Chaves y los intereses de la Junta de Andalucía con el baloncesto sevillano. Un equipo, que por cierto, ha desarrollado una política deportiva pésima en los últimos años, en las que las pérdidas han rebasado a los ingresos y en una ciudad donde no hay afición por el baloncesto. Mientras tanto, en una ciudad como Granada, donde el C. B. Granada lucha por salir adelante gracias a la figura de José Julián Romero y el Ayuntamiento de la capital y cuenta con un gran apoyo social sigue viendo como los flujos dinerarios de la Junta se quedan en Sevilla para sacar a flote a este calamitoso equipo. Les recuerdo, el Cebé ha quedado este año en la ACB undécimo y el Cajasol décimocuarto. Para más inri, los sevillanos no juegan competición europea la próxima temporada. Habrá que estar al tanto del desembolso económico de la administración andaluza. Esto no tiene otras palabras, es una auténtica vergüenza.

Noticia publicada en el diario "El Mundo"

No hay comentarios: