domingo, 7 de junio de 2009

Yiyo, profeta en su tierra

Feria del Corpus de Granada. 7 de junio de 2009. Corrida de toros, 3ª de abono.

La tarde del domingo deparaba en la Maestranza de Frascuelo un cartel ciertamente granadino. 'El Güejareño' y Jesús Fernández 'Yiyo' hacían el paseíllo junto a Rafaelillo y Juan Bautista. Toros de Torrestrella para estos cuatro toreros. El ambiente reflejaba cierto interés por ver a los maestros de la tierra en el ruedo, sobre todo a 'El Güejareño' tras su huelga de hambre con el fin de participar en la Feria del Corpus 2009.




'Yiyo' fue quizás el tapado de la tarde. El granadino desplegó un toreo con mucha clase en el primero de su lote. Protagonizó un tercio de banderillas excelente con un variado repertorio. Con la muleta dibujó grandes pases que calaron en los tendidos. Sobre todo al natural, le consiguió sacar a un toro noble meritorias tandas que le catapultaron al trofeo. Llegada la hora de la muerte, 'Yiyo' logró asestarle un gran estocazo al adversario. Si bien el animal tardó en echarse, el público le supo reconocer el gran trabajo realizado sobre el albero y le pidió las dos orejas algo que la presidencia ratificó. Al final, segunda puerta grande para el 'Yiyo' en Granada como torero.



El más veterano de los cuatro toricantanos, Rafaelillo, se fue de vacío de Granada. En su primer a actuación, en el coso de la Avenida del Doctor Olóriz, el murciano intentó demostrar su toreo a los granadinos pero sus dos oponentes no le acompañaron. El primero cabeceó demasiado lo que no le permitió al torero de azabache y colorao estar cómodo durante la faena. El segundo fue algo manso y se paraba mucho. Lo único bueno la estocada final.



Juan Bautista, padrino del 'Yiyo', mostró rasgos de su finura en el toreo. Muy especial con el capote y la franela, el francés regaló momentos de gran plasticidad a los tendidos. A su primer toro consiguió cortarle una oreja muy solicitada por el público. El segundo, cuya lidia le brindó Bautista a su amigo 'El Fandi', tuvo mala suerte con la espada. El pinchazo inicial le cortó la esperanza de obtener un nuevo trofeo que le hubiese permitido acompañar al 'Yiyo' en su salida por la puerta grande de la de Frascuelo.



El torero de Güejar Sierra, 'El Güejareño' puso ímpetu y entrega para agradar a la afición granadina. Se mostró voluntarioso en sus dos actuaciones aunque no llegó a fraguar grandes faenas. Paseó una oreja, fruto de su segunda intervención. Con la espada estuvo desafortunado puesto que repitió numerosos pinchazos.

No hay comentarios: