viernes, 25 de septiembre de 2009

Estudiantes sobre las dos ruedas


Uno de los retos del siglo XXI es la movilidad sostenible. Alcanzar este reto es lo que se ha propuesto el rectorado de la Universidad de Granada. El nuevo sistema de préstamo de bicicletas así lo acredita. El nuevo curso estará marcado por la puesta en marcha de esta novedosa infraestructura en la ciudad que vendrá a mejorar la movilidad de la comunidad universitaria de la UGR. Los alumnos ya no tienen excusa para no coger la bicicleta. En un principio 50 unidades serán las que estén disponibles a partir del día 1 de octubre.

El problema de todo esto es que acciones aisladas y de cara a la galería no hacen nada. Tan sólo aportan un granito de arena a una inmensa montaña. La coordinación entre administraciones y entes privados son imprescindibles para darle un verdadero empujón a la bicicleta en Granada. Este caso es un ejemplo remarcable con la unión de la UGR, Junta y una empresa privada con el fin de poner en marcha este proyecto inicial que durante el año tendrá su prolongación al extender la red a los pueblos del área metropolitana como Maracena y Armilla.

Sin duda, esta iniciativa debe complementarse con muchas otras como por ejemplo el aumento de kilómetros de carril bici, mejora de las prestaciones, nuevos puntos de alquiler y la ampliación del sistema a ciudadanos que no estén relacionados con la UGR. Por el momento, ya podemos estar contentos de contar con el primer sistema de préstamo. A raíz de aquí, todas las instituciones deben tomar nota y apostar realmente por este medio no contaminante y saludable.

No hay comentarios: