miércoles, 30 de septiembre de 2009

Una polémica de 'alto' coste


No se cuántas veces he dedicado un espacio de este blog a la polémica surgida entre las administraciones acerca de los vuelos de bajo coste. Pero a las que ya haya publicadas se le suma ésta. Y es que parece ser que el 'culebrón' de las low cost en el aeropuerto García Lorca Granada-Jaén no tiene fin. Ante la posible marcha de Ryanair del aeródromo granadino de nuevo se ha abierto la veda entre las instituciones culpándose unas a otras de que esta compañía pudiera dejar de operar en Granada.

La Diputación, a través de su presidente Martínez Caler hizo un llamamiento que sonó a SOS para que el convenio de los vuelos internacionales se viera reforzado con nuevos miembros, leáse el Ayuntamiento de Granada, entre otros. Éste, por contra, sigue empeñado en sus trece de que no es de su competencia subvencionar a compañías aéreas para que establezcan lazos con otras ciudades europeas. Algo, que según mi punto de vista es muy desacertado. Sino a qué viene que el PP solicite la ampliación del Federico García Lorca cuando no apoya el crecimiento del mismo al no colaborar en dicho convenio.

Lo que ha sonado a sorna han sido las últimas declaraciones de la concejal de Juventud del consistorio granadino. Sí, sí, de Granada capital. Porque si les cuento las palabras que soltó por la boca podrían confundirla con cualquier concejal del ayuntamiento de la capital de la Costa del Sol. Ante la pregunta de los periodistas sobre la posible marcha de Ryanair de Granada, María Francés, edil de Juventud, vino a decir algo así como:
"No sé decir cuántos destinos hay de Ryanair, pero no creo que [la pérdida de vuelos] afecte mucho porque hay muchos jóvenes que se van a coger vuelos de bajo coste desde Málaga".

Si esto es luchar y apoyar los intereses de Granada y su provincia que venga el Señor y lo vea. Desde el momento en que el Ayuntamiento se desmarcó del convenio de los vuelos de bajo coste ha acumulado más despropósitos que aciertos puesto que ha querido justificar su salida y nunca ha sido comprendida por la sociedad granadina. Ya recuerdan aquella mítica frase del alcalde Torres Hurtado: "Si el turismo de Granada dependiera de los vuelos de bajo coste Granada tendría el turismo de Cuenca".

El aeropuerto García Lorca puede alcanzar un gran potencial de crecimiento con este tipo de vuelos. Es de lógica, a mayor número de conexiones mayor porcentaje de viajeros. Y recuerde señorita Francés, yo no tengo por qué ir a Málaga cuando soy granadino y quiero partir o llegar al aeropuerto de mi tierra.

No hay comentarios: