lunes, 5 de octubre de 2009

Borrachera de goles, (7-1)


En la tarde de ayer se daban todos los condicionantes para salir contentos de Los Cármenes. La visita de los Pozzo, el gran registro de entrada, el fenomenal ambiente y colorido en la grada, un césped de lujo y un tiempo que obligaba cada dos por tres al respetable a echarse algo fresquito a la boca. Y ante todos estos factores no faltó la maquinaria rojiblanca que como si de una apisonadora se tratase aplastó literalmente en el campo al conjunto murciano del Águilas.

7 goles 7, este fue el número de dianas que encajó el cancerbero aguileño. Los hubo de todo tipo. El encargado de abrir la lata fue Mainz quien de un cabezazo mandó el balón a portería tras conectar un precioso centro de Javi Casares, desde el fatídico punto de penalti obra de Tariq llegó el segundo, un gran zurdazo cruzado muy cerca de la media luna gracias a Dani Benítez puso el 3-0 en el marcador y, justo antes del descanso, llegó por mediación de Felipe un gol de los llamados psicológicos. Ya en la segunda parte, el mago Casares se internó en el área tras regatear a la zaga aguileña y mandó el quinto a la red de la portería de Tudela, certificando lo que fue el momento álgido del envite. El internacional Berrocal fue el protagonista de la recta final del encuentro con dos tantos.

Finalmente, fueron siete pero pudieron ser muchos más, ocasiones hubo por doquier las mismas que en anteriores partidos no llegaron a entrar. Don Gian Paolo a buen seguro que disfrutó viendo la solvencia de cara al gol del Granada y su hijo Ginno por fin rompió la dinámica negativa. Había presenciado dos partidos del conjunto rojiblanco y los dos se saldaron con la victoria del rival. ¿Tendrá que ver algo la visita de Papá Pozzo? No lo sé, lo que si es cierto es que esta temporada promete y mucho.

No hay comentarios: