miércoles, 28 de octubre de 2009

Granada sobre pedales


Las dos ruedas están de moda. La ciudad de Sevilla es uno de los modelos a seguir. En la capital hispalense este medio de transporte se ha convertido en el rey de calles y plazas. Y de ello ha tomado buena nota el ayuntamiento granadino. Granada también apuesta por la bicicleta. Si hace unos días la noticia saltaba en el seno de la Universidad, ahora la propuesta se extiende al resto de la sociedad granadina. El consistorio quiere potenciar el uso de la bicicleta en la ciudad. Y lo va a hacer poniendo en marcha un servicio de préstamo de bicicletas a imagen y semejanza al que ya funciona en la comunidad académica. A todo esto, ¿no sería más eficaz que la plataforma tanto de la Universidad como del Ayuntamiento se coordinaran para obtener grandes sinergias?

A ello, habría que sumarle todo un ambicioso proyecto de carril bici. La concejalía de Movilidad marca como objetivo alcanzar los 34 kilómetros de vías adaptadas para el final de la legislatura, es decir 2011. Resulta paradójico que la promesa electoral que llevó al actual equipo de gobierno a la plaza del Carmen fuese la destrucción del carril bici de Avenida de Dílar. Pero algo ha cambiado. Ahora hay un verdadero respaldo decidido a la movilidad sostenible. Numerosas calles que hasta el momento no han visto pasar ni siquiera una bicicleta muy pronto harán ese anhelo realidad.

A pesar de esta información tan positiva, guardo en mi interior cierta duda a que los ciudadanos respondan. Ya se sabe, la costumbre pesa mucho. Y ésta, muestra que el granadino tiene que ir hasta la mismísima puerta del lugar al que se dirije y por supuesto en coche. Ojalá que iniciativas como la que emprende el ayuntamiento cambie los hábitos de los ciudadanos. En la tierra de la malafollá no se extrañen si al llegar el Corpus encuentran algo así como... "Encima de la bicicleta / recorro toda Granada / del Zaidín a la Caleta / no me entra cagueta /los carriles son una pasada"

A partir de ahora no hay escusas para subir al sillín, cojer el manillar y dejarse llevar.

2 comentarios:

Biciescuela dijo...

Querido vecino,

al respecto del tema que tratas en esta entrada, nos gustaría hacerte llegar nuestra opinión acerca de los carriles bici urbanos, así como, nuestra visión de cómo integrar la bicicleta en la ciudad de Granada. Muchas Gracias.

1.Es un error creer que circular por el carril bici urbano es más seguro que por la calzada. El carril bici urbano impide a los ciclistas que circulan por él interactuar con el resto del tráfico en condiciones óptimas, según las normas viales básicas.

2.No evita las colisiones más típicas e introduce nuevos peligros en cada cruce, peligros que no existen con la integración del ciclista en la calzada.

3.Hace disminuir la atención del automovilista hacia la presencia de ciclistas en el tráfico y, así mismo, los ciclistas reducen su atención ante el inherente riesgo del tráfico con el que inevitablemente tienen que interactuar.

4.Una red de carril bici urbano no contribuye a la disminución del transporte motorizado, ya que es la especulación del suelo y la vivienda, con el crecimiento urbanístico, sus autovías, sus circunvalaciones y sus pueblos convertidos en dormitorio lo que obliga a las personas a depender del coche debido a las distancias generadas.

5.El carril bici urbano no promueve el cumplimiento de las normas de tráfico por parte de los automovilistas, reforzando cuanto menos su agresividad.

6.En centros urbanos perjudica el espacio del peatón, deteriora aceras, parques y zonas verdes, generando conflictos donde no existían.

7.Limita nuestros derechos: en ciudades como Barcelona, Sevilla y San Sebastián han prohibido que los ciclistas circulemos por la calzada en las calles donde existe un carril bici.

8.Ya se puede circular en bici, llevamos muchos años usando la bicicleta a diario y podemos asegurar que no es un vehículo con mayor riesgo que la moto o el coche. Ante la inevitable interacción con el tráfico, se hace necesario aprender a circular en bici de forma segura, así como, el respeto hacia la naturalidad del uso de la bici en la calzada.

9.La bicicleta es legalmente un vehículo y tiene derecho a usar la calzada. Ciclistas y demás conductores tienen derechos y obligaciones similares y deben convivir civilizadamente.

10.No agradecemos que se nos segregue en el carril bici urbano para darnos falsas sensaciones de seguridad y para evitar a los automovilistas de su obligación de circular por debajo de los límites de velocidad y de aceptarnos con naturalidad en la calzada. Apostamos por una ciudad permeable a la bicicleta, la convivencia en el espacio público, la responsabilidad y el respeto entre todos los usuarios de la calle.

LAS FUENTES DEL TEXTO SE PUEDEN ENCONTRAR EN:
http://biciescuelagranada.blogspot.com/2008/10/ciclistas-por-el-respeto-carril-bici-no.html

Vicente Gomariz Belda dijo...

En primer lugar, muchas gracias por acceder a los contenidos de este blog. En segundo término, respetar tu intervención como no podía ser de otra forma pero también indicarle mi parecer. Y es el siguiente, se de mucha gente en Granada que no utilizan la bicicleta por el simple hecho de tener que compartir la calzada con el resto de vehículos motorizados y no disponer de carriles bici para la movilidad en bicicleta. Por lo que considero oportuno la implantación de los mismos para potenciar aún más el uso de la bici en la ciudad. No obstante, te agradezco la intervención porque siempre es bueno exponer distintos puntos de vista y conocer cosas nuevas. Muchas gracias amigo.