sábado, 12 de junio de 2010

Por el interés te quiero Andrés


Pasados ya unos días de la euforia vivida por el ascenso del Granada C. F. es tiempo de pararse y pensar. Sí, porque como muchos sabrán el año que viene en esta ciudad habrá oferta de deporte profesional por partida doble. Después de 22 años los rojiblancos vuelven a pisar la 2º división. Pero también continúa el caminar meritorio del C. B. Granada en la segunda mejor liga del mundo, la ACB.

Creo que no hay que recordar que este último se trata de un proyecto más que consolidado y con un bagaje extenso en la máxima competición nacional y que el próximo año sumará su séptima temporada consecutiva para un total de doce ocasiones formando parte de la misma. Además, se da el caso que con uno de los presupuestos más bajos de los últimos años ha cuajado la mejor actuación de su historia. Por lo tanto, ejemplo donde los haya de buen trabajo tanto en los despachos como en la cancha.

Pero claro, ahora se plantea un problema, la financiación. Ese caballo de batalla que se postula como hecho primordial para que los dos no vean peligrar su devenir en sus respectivas ligas. El alcalde ha tomado las riendas de la situación, hecho de agradecer, para que ni uno ni otro se vean perjudicados en lo económico. El tejido público y privado de la provincia se ha reunido para tantear el terreno para ver cuánto están dispuestos a invertir en sendos clubes.

Pina, presidente del Granada CF, ya ha dicho que la mayor parte del queso debe ir dirigido al fútbol. Creo que se equivoca el señor Pina cuando afirma lo anterior. No es plan de vestir a un santo para desvestir otro, y así lo deberían de entender los agentes implicados. El baloncesto ha hecho disfrutar a la afición durante mucho tiempo y el palacio se ha llenado cuando el equipo lo ha necesitado. Sería de injusticia que el deporte de la canasta quedase relegado a la simple miseria. Ni mucho menos, no lo merece en absoluto.

La decisión tomada por la mesa del deporte profesional no debe ser otra que el apoyo conjunto a los dos equipos, los cuales llevarán el nombre de Granada por los cuatro puntos cardinales del territorio español. Seguiremos hablando del Gobierno.

No hay comentarios: