jueves, 5 de agosto de 2010

Welcome Mrs. Obama!



Con una frase así habrá recibido mi amiga Nuria a la Señora Obama a su entrada en la heladería. Buen remedio ha puesto la primera dama norteamericana a las altas temperaturas que marcan hoy los termómetros en la ciudad de la Alhambra. Desconozco si habrá sido casualidad o había premeditación en esa acción, de lo que no me cabe duda es que Michelle ha acertado de lleno. Me cuentan que pidió un 'ice-cream' de gianduia, chocolate y trufa, y que religiosamente lo pagó de su bolsillo. Seguro estoy de que le ha tenido que encantar tanto a ella como al resto de su séquito. Unos treinta minutos han estado dentro del establecimiento.

Ya se ha topado con la primera de las maravillas que va a ver durante el día de hoy. En esta ocasión la ha podido saborear. Y que me alegro yo que haya sido en 'Los Italianos' lugar donde un servidor tiene buenas amistades. Encima de todo se lo merecen. El hecho de hoy creo que no tiene precio. Es la mejor campaña publicitaria que alquien podía imaginar. Aunque lo subrayo, a ellos no le hace falta publicidad alguna. Eso sí, tomar un 'helaico' en Los Italianos ahora tiene un valor añadido. Recuerden, allí estuvo la Obama. Los turistas que visiten la ciudad, en los meses pertinentes, además de ver la Alhambra, la Capilla Real, el Albaicín..., por si no lo sabían, ya tienen otra obligación: degustar un 'ice-cream'. Pero de 'Los Italianos' por favor. Los granadinos es algo que cumplen a raja tabla, por lo menos yo.

No hay comentarios: