sábado, 23 de octubre de 2010

Giro de tuerca


A la altura de legislatura en la que nos encontramos y con la que está cayendo hacía falta una remodelación en el Gobierno. Aunque parecía que sólo iba a cambiar el titular de Trabajo, Zapatero ha optado por dar un giro de tuerca a la maquinaria de Moncloa. Han sorprendido muchos de esos cambios tanto por acertados como por incomprensibles o inesperados.

El dúo Rubalcaba-Jaúregui hace más fuerte al Ejecutivo. No voy a descubrir nada si lo digo. Lo que me cuesta entender es cómo ambos han aceptado la oferta del presidente. Los dos atesoran una trayectoria de alto nivel en sus responsabilidades algo que contrasta con la mediocridad de ZP. Vamos, que ahora mismo cambiaba al cántabro o al vasco por el leonés. A buen seguro que lo harían infinitamente mejor.

Algunas voces han dicho que el cambio está enfocado al aspecto más electoralista. Podría ser. Pero también es cierto que llega gente muy competente como los citados o el sorpresivo aterrizaje de Rosa Aguilar a Madrid. El flamante fichaje de Griñán en la Junta de Andalucía, se hace ahora con la cartera de Medio Ambiente. No me cabe la menor duda de que luchará por el campo andaluz. La cordobesa es de las que, sin conocerla, emana compromiso y diálogo pragmático con el fin de alcanzar la mejor propuesta y desenmarañar los temas más polémicos.

Lo que si que clama al cielo es el fichaje de Pajín. Grave error de Zapatero con insistir con esta joven que aún no ha demostrado nada y que está ahí por lo que está, por el respaldo del presidente, claro. Gran equivocación sí, al igual que la incorporación de Trinidad Jiménez a Asuntos Exteriores. El hecho de que haya sido Secretaria de Estado para Iberoamérica no quiere decir que sea una buena ministra. Pero... doctores tiene la Iglesia. Me cuesta entender que hasta hace pocas semanas se postulara como candidata a la Comunidad de Madrid, perdiera y ahora de la nada deja Sanidad por el ámbito de la diplomacia. Expectación es lo que levanta el nuevo responsable de Trabajo. El 29-S salió a la calle para participar en la huelga y ahora se ve con la cartera del ramo. Veremos a ver como se desenvuelve con los agentes sociales y qué es lo que defiende.

No quiero aburrir más. Al nuevo Ejecutivo hay que darle tiempo pero no mucho que no están las cosas como para trabajar en el largo plazo. Que se ponga las pilas el PP porque en este grupo aunque no haya un buen patrón, hay algunos marineros con demostrada solvencia.

1 comentario:

María Ibáñez Fernández dijo...

Sin duda, poniendo a Rubalcaba a la cabeza refuerza bastante el Gobierno. Pero yo soy de esas que piensan que el cambio está enfocado al aspecto más electoralista. Se deshace de dos carteras, Bibiana Aído y Beatriz Corredor... que pocas veces salían en público y dudo que las conociera mucha gente.
En cambio, mantiene a Trinidad.. que después del bombo de las primarias madrileñas está en boca de todos y mete a Pajín, que hacer no hará mucho... pero dar que hablar ¡continuamente!.
Hoy en día, yo creo que la cosa es ser mediáticos... sobre todo cuando se acercan unas elecciones.
Lo que aun no entiendo es pq se deshace de Teresa Fernandez de la Vega. Desde mi punto de vista es la que se ha tragado muchos marrones de Zapatero y ha estado dando la cara en todo momento. Mira que no es de mi agrado, pero no se, no lo hizo mal.
Eso sí, con todo ello... sigo esperando ansiosa a que lleguen las Generales. Cuanto antes mejor :D.