viernes, 20 de mayo de 2011

Inoportunismo político


Política basura. Eso es lo que ha practicado los últimos días el señor Cayo Lara, secretario general de Izquierda Unida; política basura. Qué inoportuno has sido queriendo apropiarte del voto de una parte de la sociedad que ha tomado las calles reivindicando un cambio de rumbo. Seguro estoy de que hubieses aparecido por Sol si los manifestantes no llegan a pronunciarse al respecto de la presencia de políticos en el corazón de la protesta. Otra cosa es que esté de acuerdo con ellos, que por un lado sí pero por otro... 

Por desgracia no has sido el único. Lo más gracioso ha sido escuchar en el cierre de campaña al Presidente del Gobierno, mi 'admirado' José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Cómo que el domingo se manifiesta la indignación en las urnas? Desacertadas palabras, no sé si propias de él o de sus asesores, cuando el pueblo se muestra en contra de la situación político-económico-social que vivimos en España y sobre todo del bipartidismo al que su partido contribuye. Señor ZP, el desencuentro -pese a que se han afincado a las puertas de la casa de Aguirre- va contra usted, entre otros. No saque balones fuera.

Lo que está claro es que hay que conseguir más pronto que tarde una reforma de la Ley Electoral. Si tanto hemos avanzado, no merecemos continuar con una reglamentación que se creó en tiempos difíciles que a priori deben haberse superado. No entiendo la jornada de reflexión. Somos ya lo suficiente maduros como para que ese punto carezca de sentido. Mientras que esté vigente hay que ser contundente con ese postulado y los votantes, los ciudadanos españoles incluidos los cinco millones de parados, tienen todo el derecho de que el próximo domingo cuando se dirijan a sus colegios electorales no encuentren ni influencia ni impedimento alguno.

A todo esto, ¿para qué sirve la Junta Electoral? Resulta ridículo que este comité ilegalice la manifestación o asamblea de los indignados y, por otro lado, desde Moncloa no haya pronunciamiento alguno. Echo en falta en estos momentos al flamante portavoz y vicepresidente del Ejecutivo, el señor Rubalcaba.  

El Gobierno que salga de las urnas el año que viene tiene ya deberes y de gran calado. Eso si la masa, que se encuentra en el ágora a escasos quince minutos para entrar en la jornada de reflexión, persiste en su empeño. Demostrará así que lo acontecido estos días es serio y no un intento de influenciar al electorado.

No hay comentarios: