domingo, 9 de octubre de 2011

Sobre el papel


Es habitual que en Granada se hable mucho de proyectos de futuro. ¿Se acuerdan de la pareja de esbeltos edificios que iban al final de la avenida de Federico García Lorca? ¿O del Gran Teatro de la Ópera de Kengo Kuma? ¿Y de la flamante estación de tren de Moneo así como de la remodelación del Palacio de los Deportes? No hay que ser muy listos para ser conscientes de que nada de esto ha pasado del papel a la realidad.

Ya lo dijo el poeta universal, "Granada es una ciudad de proyectos y pocas realidades". No se equivocaba el de Fuentevaqueros. Ahora el nuevo caballo de batalla es una gigantesca torre de 25 plantas con más de 98 metros de altura que han diseñado los arquitectos Jiménez y Brasa. La intención es que contenga espacio para oficinas, un mirador y hasta un hotel.

La idea en cuanto a lo urbanístico no suena nada mal, máxime cuando se pretende construir en un rincón de la ciudad de líneas vanguardistas. Emblemáticos inmuebles como el Parque de las Ciencias, las sedes de Caja Rural y Caja Granada, el Museo Memoria de Andalucía o el edificio Fórum serían sus 'vecinos'. Aún así, considero que Granada no es una ciudad para soportar planes así. Sobre todo por la utilidad que se le quiere dar. Aumentar la planta hotelera siempre es bueno pero... ¿lo de dedicar casi un cincuenta por ciento del edificio a oficinas? Yo no lo termino de ver más si cabe con la que está cayendo. En unos años podremos observar si el skyline de nuestra capital ha cambiado o no.

No hay comentarios: