domingo, 2 de junio de 2013

Corpus 2013: Colorido y gentío

 
Llega a su fin la Feria del Corpus de Granada en su edición de 2013. Como siempre la ciudad se ha llenado de colorido. Gracias a los trajes de flamenca, a las criticonas carocas, al alumbrado extraordinario, al cortejo de la Tarasca con sus gigantes y cabezudos y, cómo no, a los pétalos que desde los balcones honran a la Custodia cada Jueves de Corpus. Granada ha celebrado sus días grandes y pese a la crisis se han vivido intesamente.
 
Es tiempo de balance. Pese a que hay que voces que aseguran que la afluencia al Real de Almanjáyar ha caído alrededor de un 20%, yo me atrevería a decir que se ha mantenido respecto a 2012 pero la contención del gasto sí que se ha notado. Quizá también por el alto precio de algunos productos en las cartas ya sea en las casetas institucionales o en las privadas. Hasta que la cuestión del bolsillo no dé un cambio de 180 grados seguiremos con ese lastre año tras año.

Por otro lado, sí que me ha llamado la atención que muchas casetas recurran a empresas de catering o músicos de fuera de nuestra provincia. Considero que tal y como está la cifra de parados (162.000 en Granada) se podría apostar por la tierra para buscar la prosperidad. Me cuesta entender que haya que llamar a empresas de provincias vecinas. ¿Es que nosotros somos menos? ¿Nos ponemos a nosotros mismos cortapisas? ¿Será eso de la 'malafollá granaína'? Una cosa está clara, tenemos que creer más en lo nuestro. Como diría el jefe de una tribu india: Yo, no entender.
 
Echo de menos los concursos gastronómicos entre casetas. En épocas pasadas concitaban el interés de propios y extraños, por lo menos así lo creo de mis recuerdos infantiles. Algo que se ha perdido y que debería fomentarse. No dejaría de ser un atractivo más para la Feria.
 
Hablando de casetas, me gustaría dar la enhorabuena a caseteros con tan sólo dos o tres décadas a sus espaldas por fomentar el espíritu tradicional de la fiesta. Hay espacios que se van consolidando año tras año y eso es muy buena señal.
 
En el apartado de mejoras, es imprescindible que Ayuntamiento y Junta alcancen un acuerdo cara a 2014 para que la disputa por los terrenos del recinto ferial queden definitivamente aparcada. Ni la Junta, propietaria del solar, acertaría construyendo más viviendas (hay miles deshabitadas en la capital) ni el Ayuntamiento se puede ver atado de pies y manos para actuar sobre la zona como si de un inquilino en un piso alquilado se tratase. Es el momento para encontrar el consenso para apostar por Almanjáyar. Se renueven así los suministros y se decida por un cambio estético del recinto. ¿Por qué no puede ser un parque para el disfrute de todo un año y al llegar el final de la primavera las casetas ganen el protagonismo? En esta ciudad se pierde el tiempo en debates estériles mientras que el tiempo pasa. Porque... ¿cuánto se lleva hablando del traslado del ferial?
 
Al hablar de cambio estético me refiero a un buen sistema de alcantarillado, una renovación del sistema eléctrico, pavimento y adoquinado, alcorques con vegetación... ¿Cómo lo ven? Particularmente, creo que mejoraría y mucho.
 
Y las tradiciones. He comprobado el auge de los trajes de flamenca. Muy buena noticia. Qué mejor vestimenta que la señalada para días así. Lunares, flores, volantes... un escándalo ver a tanta mujer, niñas y no tan niñas; ataviadas con el atuendo típico. ¡Qué siga la tendencia!
 
Hablando de tradiciones, los tendidos de la Monumental de Frascuelo se han visto resentidos en cuanto a presencia. La crisis, el alto precio de las entradas y la desazón que hay con las ganaderías; ingredientes para que el cemento se haya visto más, respecto a otros años. Por cierto, vergonzosa la actitud de algunos jóvenes que vestidos de 'sevillitas', con bolsas a doquier llenas de alcohol gritan a las figuras que sobre el ruedo se juegan la vida en momentos cumbre como el de entrar a matar. Cuiden sus modales y sino quédense en casa.
 
De la Tarasca y la procesión del Corpus Christi, qué decir. No hay nada como el Miércoles y Jueves de Corpus. El centro se colapsa de niños y mayores para vivir muy de cerca estas dos grandes citas. Fechas en las que Bibrrambla se erige en bandera de las fiestas con sus quintillas y chacolines.
 
Agradecer también a las hermandades, empresarios y otros particulares su implicación para que Granada haya lucido estos días como merece. Da gusto pasear y admirar balcones y escaparates preciosamente decorados. Esfuerzo digno de elogiar.
 
Que todo es mejorable, por supuesto. Y en los tiempos de penuria económica que vivimos más todavía. Aún así podemos estar satisfechos por que un año más hayamos podido cumplir con una de nuestras tradiciones más bonitas: la Fiesta del Corpus de Granada. ¡Hasta el año que viene!

No hay comentarios: